blog.tulipán

Con Tulipán, los bocatas no hacen bola. Y eso mola.

El bocata sigue siendo el aliado nutritivo más elegido para el recreo de los peques. Pero a muchos niños les cuesta acabárselo porque se les hace bola y, al final, lo dejan a medias, lo tiran en la papelera o lo traen de vuelta a casa en la mochila. Está comprobado por diversos estudios de la marca: con Tulipán, los niños se acaban los bocatas. Quedan muchos más jugosos y sabrosos, así no se hacen bola.

Son bocatas que molan. Y no solo a los peques, también a sus padres. Porque, además, Tulipán está hecho con aceites vegetales y aporta calcio y vitaminas A, D y E. Os invitamos a echar un vistazo a toda campaña, en la que hemos realizado divertidas piezas de comunicación para radio, internet y punto de venta.

¡Esperamos que os mole!